(392)92-529-83

Una vida sin organización es = desastre.

Incluso ¿no has sentido que aunque tu casa este limpia, se siente chica y en desorden?

Bueno… resolveremos esos problemas y errores que a veces cometemos con cinco simples pasos para optimizar tu espacio.

1.- TU ÁREA DE TRABAJO 

Un estudio realizado en la universidad de Princeton demuestra que: “Un ambiente chico, reduce tu habilidad para enfocar y procesar información”.

Para esto debemos aplicar la regla 80/20 que dice: Probablemente usas el 20% de tus cosas, y un 80% de tu tiempo. Mantener el 20% importante con fácil acceso y encontrar un lugar para el resto (o considerar desechar lo innecesario).

2.- TU CLOSET

Haz tu manera de vestir menos desastrosa con una simple regla: una adentro, una afuera.

Por cada prenda que compres, encuentra una que puedas donar, reciclar o tirar.

3.-TU GAVETA DE BELLEZA

Desecha esos productos caducados…¿realmente usas todos?

Tener spray, cremas, bloqueadores, maquillaje, etcétera, etcétera, al alcance de los niños puede ser peligroso, y más si nunca das una manita de gato a ese lugar.

Tip: desechar con frecuencia lo que no necesites y darle una limpieza profunda, al menos una vez al mes.

4.-TU ESTUDIO 

Sabemos que quieres aprovechar al máximo esos momentos “tiempo fuera” de todas tus actividades, ya sea con tu familia, amigos, o solo, y que mejor que viendo tus películas o series favoritas en un espacio que genere en ti una sensación de paz y comodidad; pero eso no puede ser posible si no existe organización y limpieza ¿verdad?

  • Los centros de entretenimiento con gavetas de espacios funcionales serán tus mejores aliados, ya que te ayudaran a mantener todo en su lugar, y crear esa armonía que tanto buscas.

 

5.- TU HABITACIÓN 

¡Que rico es llegar a recostarse después de un día agitado, lleno de trabajo  y contratiempos! ¿Estás de acuerdo?

Logra un espacio más placentero en el que puedas conectarte directamente con tu intimidad, sintiéndote relajado y en tu centro, tal como te gusta, una buena opción es renovando la energía de tu cuarto a través del Feng Shui, implementando a tu rutina simples pasos como los siguientes:

  • Abre las ventanas.
  • Desempolva cosas, pule las mesetas.
  • Quema incienso, o prende una vela de cera de abeja.
  • Saca la basura.
  • Esponja las almohadas.
  • Prende las luces.
  • Trapea el piso o áspiralo.
  • Música.
  • Rocía aceite de lavanda en las esquinas.

Así como también manteniendo el orden de tus estantes, evitando crear acumulaciones dentro o fuera de ellos. Recuerda usar tonos claros en tus paredes, ya que un color demasiado intenso te puede generar tensión ¡matando el propósito de calma!